Opinión

Nunca es tarde para emprender y lograr tus sueños

Un ecuatoriano demuestra cada día que a pesar de las adversidades se puede salir adelante.

GUAYAQUIL. Ningún obstáculo dificulta salir adelante  en la vida, al contrario hay que luchar el doble, esforzarse y tener mucho ahínco para superarse cada día, con esta premisa el señor Rubén Darío  Russo, reconoció que gracias a la sabiduría y paciencia que Dios le dio ha sabido ser un ejemplo ante muchas personas.

Rubén Darío  emprendió en un hábil negocio como es la gasfitería, además ha sabido  cultivar sus conocimientos en la Universidad de Guayaquil, él es un estudiante de la carrera de  Relaciones Humanas en Servicios Internos, actualmente curso el 5to año.

Es loable reconocer que no existen barreras para el progreso y que en nuestro país existen todavía personas que con trabajo demuestran que no es necesario salir del  Ecuador para poder superarse y lograr sus metas.

 Rubén Darío  labora como gasfitero desde hace más de 40 años en la ciudad, cabe indicar que su ubicación constante es en el sector de Urdesa (norte de Guayaquil), sus horas de trabajo son de 7:45 a 14:00, luego se traslada hacia la universidad para estudiar.

Gracias a su don de gente y su buen trabajo se ha dado a conocer en otros sectores, logrando ganarse el cariño de la mayoría de sus clientes.

“Nunca hay que  dejarse caer y poner mucho empeño para salir adelante”,  palabras de fe de  Rubén Darío que da como consejo a los jóvenes de nuestra nación.

Esta es la historia de un emprendedor que es un vivo   ejemplo de superación y constancia, demostrando que a pesar de las adversidades se pueden lograr los sueños y objetivos que se pongan en la vida. (AGS/ La Nación)