Opinión

NUNCA ACEPTAREMOS LA DERROTA

Dr. Patricio Zuquilanda Duque/Quito

 

TENEMOS ENEMIGOS PELIGROSOS: por ello, nuestra ciudad es importante; nuestra Nación importa más que nunca. Defender nuestros trabajos es obligatorio; compactarnos con nuestra Policía y Fuerzas Armadas contra la inseguridad es un deber.

Buscar y favorecer el ingreso de dinero del exterior; aliarnos a quien desee invertir y colocar industrias en nuestro territorio. Eliminar a los políticos que se opongan a estos fines y cortar las fuentes del robo y la corrupción.