Ciencia

Nuevos métodos de educación

El «Aprendizaje Basado en Problemas» llega a las aulas españolas

ESPAÑA. El Aprendizaje Basado en Problemas es una de las nuevas metodologías de educación que están llegando a las aulas españolas desde otros países. Consiste en el planteamiento de problemas reales en los que los alumnos deben buscar por sí solos las soluciones necesarias.

Para su resolución se tratará de que el estudiante investigue y analice la situación, de manera que el docente le ayudará explicando los objetivos a lograr y las competencias que pueden ayudar al niño. «Es una metodología alternativa al método de las 3E, explicación-estudio-examen», explica Senador Pallero, maestro y director honorífico de Mente Colectiva «de aprender a resolver problemas se pasa a aprender de los problemas».

El papel del profesor en este tipo de aprendizaje es el de orientador. Debe proponer problemas interesantes, motivadores y que estén ligados a la realidad del niño. Por lo que Pallero añade que estos profesores «deben desaprender lo que eran y aprender lo que necesitan sus alumnos que sean».

Además, se busca el trabajo tanto individualizado como grupal. El docente puede «practicar la escucha activa», hacer que los niños pregunten y trabajen en equipo, propiciar una correcta respuesta y que todos ellos «acepten su heterogeneidad y diversidad».

Aunque es una metodología implantada ya en diferentes países de Europa, el proceso de introducción en los centros educativos españoles está siendo lento, pero se espera poder contar con ello en todas las etapas de la enseñanza. «Se necesita una cultura que lo apoye», explica Rubén González, director de la Escuela de Ingeniería y Tecnología de la UNIR «y luego capacidad y recursos para hacer las cosas».

La principal ventaja que se encuentra en este nuevo método es el desarrollo de habilidades como la responsabilidad y la toma de decisiones, que de otras maneras quedaban relegadas a un segundo plano. (ABC/La Nación)