Opinión

NUEVO SALARIO BÁSICO UNIFICADO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

 

El Ministerio del Trabajo, después de varias semanas de consultas y deliberaciones, decidió fijar el nuevo salario básico que regirá durante el año 2024 que será de $460 mensuales, aumentando la cantidad de $10 mensuales, muy lejanos de las aspiraciones de los gremios laborales que sin lugar a duda no estarán satisfechos.

Se equivoca la ministra del Trabajo al manifestar el alineamiento a las políticas sociales del presidente Noboa para una redistribución de la riqueza, más bien valdría pensar en la redistribución de la pobreza, por su equivalente diario del aumento insignificante de $ 0,33 valor que no cubre el costo del pasaje del bus que los transporta solamente de ida.

Es bastante probable una reacción de los gremios laborales en protestar.

Para la determinación del aumento parten también de un cálculo poco creíble en las circunstancias actuales de una inflación anual proyectada por el Ministerio de Finanzas del 2.07% para el año 2024.

En resumidos cálculos no deseados, solamente advertidos, es bastante posible una reacción violenta de los inconformes soliviantados por los corruptos que no descansarán en continuar con la consigna de traer al país por cualquier medio al prófugo innombrable para terminar con lo poco que queda del ECUADOR.