Actualidad

Nueve errores comunicacionales en el Gobierno de Daniel Noboa

Desaciertos en la comunicación del gobierno de Noboa, desde voceros hasta discursos, podrían generar desconfianza.

Desde su ascenso al poder, el Gobierno de Daniel Noboa ha enfrentado numerosos desafíos en el ámbito comunicacional, destacándose por varios errores significativos en las declaraciones de sus voceros y en los discursos del propio presidente.

Estos desaciertos han debilitado la coherencia y efectividad de la estrategia comunicacional del gobierno, generando incertidumbre y desconfianza entre la ciudadanía.

Desaciertos de los voceros

Uno de los primeros problemas que se hicieron evidentes fue la falta de coherencia y preparación en las declaraciones de los voceros gubernamentales.

Esteban Torres, Roberto Luque e Irene Vélez han sido protagonistas de varios incidentes que pusieron en duda la solidez del equipo de comunicación del Presidente.

Roberto Luque, Ministro de Energía (e), por ejemplo, generó confusión al referirse a los problemas energéticos del país. Sus declaraciones contradictorias crearon confusión, y evidenciaron una falta de coordinación interna.

Esteban Torres, viceministro de Gobierno, ha tenido dificultades para manejar temas sensibles, como los incidentes que tuvo con el Legislativo, donde el presidente de la Asamblea, Henry Kronfle, pidió que se retirara de la vocería a Torres por no saber manejar la comunicación de una manera eficiente.

Irene Vélez, quien debería ser la principal vocera del Gobierno, ha estado ausente en momentos cruciales. Su falta de presencia y de mensajes claros y consistentes ha contribuido a la percepción de desorganización y falta de dirección en la estrategia comunicacional del Gobierno, según analistas políticos.

Errores en los discursos de Daniel Noboa

El presidente Daniel Noboa también ha cometido errores en sus discursos, afectando la percepción pública de su gestión.

Sus intervenciones a menudo carecen de profundidad y de un mensaje unificado, lo que se agrava por la falta de un vocero sólido que pueda respaldar y clarificar sus declaraciones.

Por: EL COEMERCIO