Economía

Nuevas tasa aeroportuarias regirán desde marzo

El Gobierno intenta atraer turistas extranjeros a través del ‘All You Need is Ecuador’, que fue difundido en el Super Bowl pero al mismo tiempo impone nuevo impuesto a los visitantes.

GUAYAQUIL. El incremento de los pasajes aéreos, que se aplicará  desde esta semana en los boletos a través de una taza aeroportuaria, genera malestar en el personal involucrado en este mercado, pese a que el Municipio de Turismo refiere que el aumento es para potenciar el turismo, que ya fue publicado en el Registro Oficial.

Motivo, que según el Ministerio de Turismo, hizo que se actualicen los valores de la contribución Ecodelta, los mismos que no habían sido actualizados en los últimos 5 años y, por el otro, ha creado una mínima contribución denominada Potencia Turística para fortalecer el turismo nacional. Tanto el Ecodelta como Potencia Turística, un nuevo aporte de $10 por la emisión de cada pasaje aéreo que se emita en el exterior y tenga como destino Ecuador, regirá desde el 1 de marzo, ambas tarifas se recaudarán a través de la venta de pasajes aéreos.

La contribución de Ecodelta, que rige desde 2009, se incrementa de $ 5 a $20. La misma rige para los boletos que son emitidos desde el Ecuador hacia el extranjero. Es importante destacar que esta contribución no aplica para vuelos nacionales.

En las terminales aéreas y en redes sociales hubo usuarios que desconocían y otros que se  quejaron, respectivamente.  Andrea Ricaurte, en su cuenta de twitter, indicó que “viajar en avión cuesta”, mientras que César Sosa en esa misma red, indicó “Ecuador busca aumentar la llegada de turistas, pero encarece los pasajes”.

Este incremento es considerado por la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas del Ecuador, quienes consideran que el aumento de tasas puede afectar la competitividad turística del país.

Patricia Miño, directora ejecutiva de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas del Ecuador, está de acuerdo con algunas decisiones del gobierno en materia turística, pero considera que decisiones como aumentar una nueva tasa puede afectar de manera indirecta la llegada de turistas extranjeros.

“No es un valor que carga la línea aérea directamente. Sino que es un valor que impone el estado para sus objetivos”.

En tanto, Roque Sevilla, presidente de una de las agencias de turismo Metropolitan Touring, está de acuerdo con las nuevas tasas impuestas por el Gobierno, siempre y cuando sirvan solo para invertir en promoción turística. “No veo ninguna otra actividad que de aquí a 3 meses genere ganancias de $300 a $500 millones”.

En un comunicado, el Ministerio de Turismo, señala que el dinero recaudado por estas tasas se invertirá en el fortalecimiento del sector turístico.

Este comunicado precisa que las aerolíneas y a los operadores de turismo fueron informados sobre los nuevos impuestos el pasado 12 de enero. (DO/La Nación)