Opinión

NUEVAS ESCUELAS

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil.

antonioxaguirre@gmail.com

 

Efectivamente en nuestro país existirían ocho nuevas escuelas, pero no para educar a nuestra juventud, éstas recién inauguradas instituciones parece que fueran una especie muy rara con influencias y maestros extranjeros, son consideradas santuarios, pero sin ningún tipo de santos.

Los maestros son guerrilleros y narco delincuentes foráneos protegidos, posiblemente por una institución que dice proteger los Derechos Humanos, pero de los delincuentes que asesinan a diario en todo nuestro anterior y olvidado «Paraíso o Isla de Paz».

A estos delincuentes les sobran alimentos, armas, pertrechos y transportes; en cambio a nuestras gloriosas instituciones les falta de todo y los tienen con los brazos cruzados por no poder utilizar la fuerza de defensa progresiva y bien administrada.

Si el gobierno no actúa rápido en poco tiempo más se tomarán provincias enteras y después recuperarlas será más difícil.

Tomar decisiones para salvar el país es duro, pero inminentemente necesario, dubitar y no hacerlo es igual que ponerse a las órdenes de quienes dicen combatir.