Opinión

NUEVAMENTE APARECE EL FANTASMA DE LA DEUDA PÚBLICA

Eco. Marco Flores T./ Quito

 

El Banco Central del Ecuador prevé que en 2023 el PIB se contraerá a crecer 2,6%. La CEPAL solo 2%. Pero fuera de toda duda el Presupuesto del Estado requerirá financiamiento por al menos 9000 millones de dólares. Lo grave es que sin crecimiento económico suficiente y sostenido el gobierno de Lasso entregará una deuda pública convertida en tragedia.

En diciembre de 2022 el FMI realizó la revisión final del acuerdo firmado con Ecuador y estimó que el año 2025 deberá pagar 10546 millones de dólares por capital e intereses de deuda pública. Ese pago es INVIABLE sin el necesario crecimiento económico. Equivale al 30% de todo el Presupuesto General del Estado.

Ahora mismo, con corte a marzo de 2023, según el propio ministerio de Economía y Finanzas, el saldo de la deuda pública incluidos otros pasivos por pagar suman 79665,1 millones de dólares. Sin considerar otros 2400 millones por muy posibles pagos de laudos arbitrales.

Claramente no es posible alcanzar un crecimiento económico sano, suficiente y sostenido, sobre una montaña de deuda pública de la que además un 60% es deuda pública externa.

Es que los 4 años del gobierno de Moreno y los 2 primeros de Lasso, sus acciones y decisiones se produjeron con base en el fundamentalísimo del mercado, siempre buscando los mayores beneficios para la élite económica que los ha sostenido, sin importar la situación de la inmensa mayoría de familias ecuatorianas.