Opinión

Nueva Ley de Ordenamiento Territorial o Ley del Suelo

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Se produce después de conocer los siniestros ocasionados por el terremoto y aprovechando la falta de control de las autoridades municipales que no supieron hacer cumplir las ordenanzas referentes al uso de suelo y calidad de los materiales utilizados, que pudieron facilitar el derrumbe de algunas propiedades siniestradas.

Esta nueva Ley toca puntos importantes como: las expropiaciones de propiedades abandonadas para destinarlas a uso social, la  propuesta viene del polifacético Asambleísta del Gobierno Virgilio Hernández sin especificar qué tipo de propiedades intentan expropiar dejando la puerta abierta para apoderarse de todo lo que más les  guste, además , establecen reglas que los gobiernos locales deben cumplirse en coordinación con el ejecutivo , multas por construir mayor cantidad de pisos que los autorizados,  por último expropiaciones de inmuebles cuyo precio sea un abuso.

Determinar el costo de construcción tiene muchas variables, como por ejemplo la calidad de los materiales y acabados etc. etc. La nueva burocracia tendrá mucho trabajo y tendrá que esmerarse avaluando  todas las construcciones para controlar el abuso  en los precios, para colaborar en esta operación podrían contar con el aporte laboral de los poco ocupados burócratas (del Ministerio de la Felicidad o del Buen Vivir y del Instituto Espacial Ecuatoriano).

Para no quedarse atrás en la manía burocrática se crean dos entidades de control, el Consejo Técnico de Uso y Gestión de Suelo y la Superintendencia de Ordenamiento Territorial con poder de sancionar a los Gobiernos Autónomos , que se suman a las muchas superintendencias y consejos creadas para incrementar más pipones al maltrecho presupuesto del estado.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.