Tecnociencia

Nueva impresora crea hologramas extremadamente realistas en color

Unos investigadores han desarrollado una nueva impresora que produce hologramas digitales en 3D con un nivel de detalle y un color realista sin precedentes. La nueva impresora podría utilizarse para recrear objetos o escenas en color y alta resolución para exposiciones en museos, modelos arquitectónicos, arte o anuncios, que no precisen el uso de gafas o ayudas especiales de visualización.

El equipo de Yves Gentet, de la empresa francesa Ultimate Holography, ha desarrollado la impresora CHIMERA, que utiliza láseres comerciales de bajo coste e impresión de alta velocidad para producir hologramas con un color de gran calidad y que se extiende a lo largo de un gran rango dinámico. La impresora, descrita en la revista Applied Optics, crea hologramas con campos de visión anchos y paralaje completo sobre un material fotográfico especial diseñado por el citado equipo.

La impresora puede crear los hologramas a partir de modelos 3D generados por ordenador o a partir de escaneos obtenidos con un escáner dedicado desarrollado por los investigadores. Los hologramas de alta calidad pueden incluso ser utilizados como masters para producir copias holográficas.

Para desarrollar la nueva impresora de hologramas, los investigadores estudiaron dos tecnologías de impresión holográfica previamente disponibles, para entender sus ventajas e inconvenientes. Las produjeron empresas que ya cerraron y que encontraron limitaciones técnicas. El nuevo grupo, en cambio, encontró que la clave estaba en desarrollar un fotomaterial altamente sensible, con un grano muy fino, en vez de utilizar material rígido disponible comercialmente, como hicieron los sistemas anteriores.

La impresora CHIMERA utiliza láseres de baja potencia rojos, verdes y azules de onda continua y disponibles de forma comercial, con obturadores que ajustan la exposición de cada láser en cuestión de milisegundos. Los investigadores también crearon un sistema mecánico anti-vibración para evitar que se moviera la placa holográfica durante la grabación.

Los hologramas se crean mediante el registro de pequeños elementos holográficos llamados “hogels”, uno tras otro, usando tres moduladores espaciales de luz y una cabeza de impresión óptica a todo color diseñada a medida, que permite un paralaje de 120 grados. Después de la impresión, los hologramas son revelados en baños químicos y sellados como protección.

El tamaño del hogel puede variar entre los 250 y los 500 micrones, y la tasa de impresión se puede ajustar desde 1 a 50 Hz. Por ejemplo, cuando se usa un tamaño de hogel de 250 micrones, la velocidad de impresión máxima es de 50 Hz. A esta velocidad se tardarían 11 horas para imprimir un holograma que midiera de 30 a 40 cm, la mitad del tiempo que en sistemas anteriores basados en láseres pulsantes.

Los investigadores usaron la nueva tecnología para imprimir hologramas que medían hasta 60 por 80 cm, y que mostraban varios objetos en color, incluyendo juguetes, una mariposa y un objeto de museo.

A medida que la tecnología mejore, especialmente en el área del software 3D, será posible expandir esta método de impresión de hologramas a aplicaciones avanzadas, como médicas y de otro tipo.

Por: Noticias de la ciencia.com / Amazings.com