Opinión

NUEVA FUENTE DE TRABAJO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

No hay duda de que el común ciudadano ecuatoriano es ingenioso y de cualquier forma ubica su fuente de trabajo para solventar su maltrecha economía.

Las profesiones de moda tienen que ver con todo tipo de delincuencia, ya sea organizada en bandas o individualmente, si no tienen un vehículo motorizado tampoco hay problema, simplemente usan sin autorización el de cualquier vecino o transeúnte, porque sabe que las leyes socialistas los amparan y, por último, si son detenidos algún juez socialista de cualquier parte del país lo liberará inmediatamente.

Después de haber sido ciudadanos pacíficos y haber ingresado por puro gusto a una cárcel pasan a llamarse personas privadas de libertad (PPL), a pesar de que están presos por delinquir, en estos mal llamados centros de rehabilitación adquieren una nueva profesión sin ir a educarse y se convierten en ensambladores de todo tipo de armas, se especializan en cuchillos, machetes, punzones pica hielo, fusiles, metralletas, escopetas, pistolas etc., etc.., y todo tipo de municiones y balas.

Es lógico suponer que todo el material de ensamblaje ingresa por alguna entrada a las cárceles, pero nadie conoce nada y si los detienen nuevamente los apostólicos jueces socialistas los liberan.

Es de esperar que en muy corto tiempo tengamos una buena afluencia de nuevos elementos procedentes de Cuba, Venezuela y de la ex próspera Colombia, también convertida en Socialista Progresista y Comunitaria, aprovechando que nuestras fuerzas del orden no podrán ni defenderse de los ataques de la próxima revolución.

Ya es hora de actuar Presidente, entregarse a la Colombia de Petro es lo mismo que entregarse al Castro – Chavismo con «ad honrem» o sin «ad honorem», con «pifia» o sin «pifia», ya se lo puede considerar como un MONUMENTAL ERROR HISTÓRICO.