Opinión

Nueva corrupción

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Richard Espinosa, presidente del directorio del IESS, por delegación del señor Presidente de la República ha hecho severas denuncias en contra de Ramiro González, líder del partido Avanza, que estuvo profundamente ligado con el actual Gobierno.

Prohibido olvidar que el economista González fue director del IESS y luego reciclado al ministerio de Industria y Productividad, en aquella época era considerado como la estrella más fulgurante de la administración, promocionándose como la segunda fuerza política del país y un posible sucesor del actual primer magistrado.

Pero hoy que está en la más profunda desgracia ha sido acusado de corrupción en una administración nefasta al frente del IESS en su época. Aparte de las acusaciones conocidas existen otras y entre las más connotadas está la adjudicación del contrato del call center que da servicio a los usuarios que necesitan atención médica en dicho ente de salud. Este caso ya está en investigación y existe un dictamen en contra del IESS emitido por la Superintendencia de Control del Poder de Mercado.

Seguramente y con el paso del tiempo se conocerán de otras irregularidades. Como dice el Presidente Correa: “El pasado nunca más volverá”, pero parece ser que ya volvió.

Así como le han encontrado serios indicios de corrupción al exdirector del IESS, existen otros funcionarios del partido del Gobierno que de la indigencia pasaron a la opulencia y hoy se codean con los ricos y famosos pelucones de Samborondón.

La ciudadanía y el país reclaman que se investigue el origen de las fortunas de exfuncionarios.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.