Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Hebreos 11:1

Muchas personas dicen tener fe, pero generalmente al pedir algo a Dios dudan que lo van a recibir.  Pues la fe basada en Jesucristo demanda tener certeza de lo que se espera,  la seguridad de que lo que pidió, siempre y cuando este bajo la voluntad de Dios lo va a recibir, cuando se da paso a la duda deja de ser fe, pues muchas veces la lógica, el razonamiento humano  son grandes impedimentos para que obre la fe, pero es allí donde se debe dejar a un lado el razonamiento y dar paso a que el Señor obre un milagro en su vida, teniendo esa convicción de que Él es Todopoderoso para hacerlo, pues para Dios no hay nada imposible, nosotros somos los que limitamos el poder de Dios.  Atrévase a confiar en el Señor y espere su milagro con fe, recordando siempre que  Jesús es el autor y consumador de esa fe.