Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

La esperanza que se demora es tormento del corazón, pero árbol de vida es el deseo cumplido. Proverbios 13:12

Tener esperanza de algo y ver transcurrir el tiempo sin que esta esperanza se haga realidad es doloroso, es tormentoso dice el Proverbio, porque causa tristeza en el alma, pero cuando se recibe lo que con tanto deseo se ha esperado incluso por mucho tiempo y con gran paciencia es como estar en el paraíso, es revivir ese sueño o esperanza que ya se había perdido por la larga espera. Es bueno esperar en Dios, en el tiempo de Él, pero teniendo en cuenta que esa esperanza no se torne el centro del corazón, porque entonces ya deja de ser esperanza y se vuelve idolatría. Todo lo que ocupa el lugar de Dios se llama idolatría, aún los deseos del corazón no cumplidos en su tiempo. Recuerde, no pierda nunca la esperanza, pero tampoco permita que esta esperanza no hecha realidad le robe el gozo.