Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides. Deuteronomio 31:8

Moisés está terminando su misión.  Había llevado al pueblo de Israel hasta la  tierra que Dios les había prometido se las daría por heredad, sin embargo, Moisés no podía entrar en aquellas tierras por esa razón encomienda a Josué que él tome posesión de dicho territorio, para lo cual le dice palabras de aliento y confianza como todo buen líder que está entregando la posta.  Moisés le recuerda a Josué que Jehová irá siempre delante de él librando las batallas con los enemigos y dándoles la victoria, pero para ello necesitaban confiar y obedecer.  De la misma manera el día de hoy Dios habla a su pueblo y les dice las mismas Palabras: no temas ni te intimides porque yo no te dejaré ni desampararé, siempre iré delante de ti.  Confía usted en estas palabras?  Su relación con el Señor es tan fuerte que usted cree que Él le dará la victoria sobre sus enemigos? Déjeme decirle estimado lector que si usted ha puesto su confianza en el Señor y cree que Él camina delante de usted guiando sus pasos, con toda seguridad va a lograr  el propósito de su vida porque siempre Dios le guiará a conquistar la tierra que le prometió le daría por heredad a usted y a sus descendientes.