Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen,

Sobre los que esperan en su misericordia,

 Para librar sus almas de la muerte,

Y  para darles vida en tiempo de hambre.  Salmo 33:18-19

 

El ojo de Dios está sobre todas las personas que esperan en su misericordia, la cual se renueva cada día.  Es la misericordia de Dios que le ha librado de la muerte eterna a la cual todos estamos destinados por causa del pecado, pero su amor, su misericordia y su gracia salvadora le  libra de la muerte y le da vida no solo física sino espiritual en momentos de dificultad.  No hay mayor alegría el saber que el Señor tiene puesta su  mirada sobre los que le temen y le aman, por lo tanto, nada le podrá pasar que Él no tenga el control de la situación.  Estar bajo su mirada debe garantizarle confianza, por eso, aunque pase por dificultades, no olvide que si usted  ha puesto su confianza y amor en Él, con toda seguridad, Dios va a recompensar esa entrega suya, y  librará su alma de la muerte, porque así lo dice su Palabra.   Para reflexionar: ¿De qué manera experimenta usted la misericordia de Dios? ¿Su alma ha sido librada de la muerte?