Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil.

 

No digas: Como me hizo, así le haré; daré el pago al hombre según su obra.  Proverbios 24:29

Cuando alguien se siente ofendido por alguna razón, una de las principales ideas que aparecen en el ofendido es el deseo de vengarse, y dice “me vengaré o “le pagaré con la misma moneda”.  Bajo ninguna circunstancia esta es la mejor solución porque en nada soluciona el problema ni quita el dolor de la ofensa, por el contrario, la venganza siempre va a traer consigo empeorar la situación, y en los momentos tan difíciles que atraviesa la humanidad, se podría hasta encontrar la muerte.  Siempre la mejor respuesta a la agresión y al dolor será el perdón. No es fácil, ni sencillo, pero es la única vía que va a llevarle a sanar el alma, esa herida tan grande, de tal forma que cuando pase un tiempo, usted podrá recordar ese episodio pero ya sin dolor, y sabe ¿por qué? porque perdonó.