Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil.

 

 Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas. 2 Timoteo 2:23

Mantener altercados con las personas que piensan o actúan diferente a usted  constituye una necedad, pues no siempre se puede vivir en paz con todo el mundo especialmente con personas que generalmente están altercando por todo o mantienen una actitud tendiente al conflicto.  Este tipo de actitudes es mejor evitarlas,  porque generalmente terminan en contiendas.  Así lo enseña la Palabra de Dios.  El apóstol Pablo le exhorta a su discípulo Timoteo que evite toda necedad e insensatez porque van a engendrar contiendas.   Sepa que para tener una discusión  siempre se va a necesitar dos personas, por eso, apártese del conflicto y evítelo a toda costa de esta manera podrá vivir en paz con los demás que le rodean.  Busque siempre ser una persona pacificadora, más no  contenciosa, de esa manera será doblemente dichosa.