Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. Apocalipsis 22:17

Cuando se está deseoso de ver alguien se le dice “ven”.  Eso es lo que la iglesia de Jesucristo le clama diciendo  “ven pronto”  El regreso del Señor es la esperanza de todo creyente que ha nacido de nuevo, pero este gozo de saber que ese día está cercano, puede ser también motivo de alegría para aquellos que tienen sed de Dios, que lo andan buscando de diferentes maneras, pero solo hay una forma de llegar a Él, que es a través de Jesucristo.  Jesús es el agua de vida eterna, y el que tiene sed es necesario que beba de esa agua que solo el Señor ofrece, esa agua es gratuita, usted no tiene que hacer nada, solo creer que Jesucristo es el Señor,  quien  siendo  Dios no se aferró a su divinidad sino que  vino a este mundo en forma de hombre para morir en la cruz del Calvario y redimirnos de todo pecado y de esta manera ofrecerle en forma gratuita el regalo de la vida eterna.  Si aún no es parte de la iglesia de Cristo, la esposa, quien clama “ven” decídase a buscarlo y beba del  agua que le ofrece, esta agua  calmará su sed y nunca más tendrá sed porque es agua de vida eterna.