Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

El labio veraz permanecerá para siempre; más la lengua mentirosa solo por un momento.  Proverbios 12:19

La mentira es algo que ha dañado relaciones, y hay quienes la practican de tal forma que se ha vuelto mitomanía, no pueden hablar si no incorporan una dosis de mentira en la conversación. La Palabra de Dios dice que estas mentiras no duran para siempre, son descubiertas en seguida, en cambio  la verdad permanecerá para siempre.  ¿Su vida es acaso una mentira? ¿Siempre  está diciendo cosas maravillosas de usted cuando en verdad no es tan cierto eso que dice?  ¿Lo hace por no hacer notar que a usted no le va tan bien como a los demás? Déjeme decirle que actuar de esta manera no ayudará en nada a su situación, porque una  mentira traerá consigo otra y así sucesivamente hasta que quede atrapada en ella, por eso es mejor hablar siempre con la verdad, aunque no tenga que entrar en detalles de su vida con los demás. Al hablar con la verdad, usted sentirá paz y alivio, en cambio decir mentiras jamás le traerá paz.  La verdad viene de Dios, no así la mentira que viene del engañador.