Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. Juan 14:12-14

El Señor Jesús enseñaba a sus discípulos grandes cosas, una de ellas era acerca del poder otorgado en el creer en Él como el Mesías prometido, porque tal poder no provendría de los discípulos sino de Dios, y estas cosas, mayores que las que Él hizo se las podría lograr a través de la oración, pidiéndole al Padre en su nombre, en el nombre que es sobre todo nombre, porque es en el nombre de Jesús que se pueden lograr muchas cosas, que se pueden abrir muchas puertas, de tal manera que si usted, el día de hoy se encuentra paralizado por alguna circunstancia que lo agobia, busque al Señor en oración, invoque su nombre, y verá como haya la respuesta a su oración, de esta manera el Padre será glorificado en su vida. Para reflexionar: ¿Cree usted en el Señor Jesucristo como el mesías prometido? ¿Cuándo pide algo a Dios, lo pide en el nombre de Jesús? ¿Ha glorificado a Dios en su vida por alguna respuesta contestada por parte de Él?-