Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos. Mateo 2:16

Herodes tenía conocimiento por los magos que el rey de los judíos había nacido, por esta razón tramó un plan para matarlo, le pidió a los magos que una vez que lo hayan encontrado regresen para que le dieran a conocer el lugar donde había nacido, pero los magos guiados por Dios, no regresaron a darle esa información sino que se fueron por otro camino. lo que enojó mucho al rey enviando a matar a todos los niños menores de dos años. Herodes es considerado como un tipo de Satanás, y de muchas maneras Satanás siempre quiso oponerse al plan redentor de Jesucristo, aún desde su nacimiento, pero ¿quién podrá oponerse a los planes de Dios? Nadie, la prueba de esto es que Jesucristo cumplió su propósito el cual era redimir a la humanidad de la muerte eterna. La matanza de los niños inocentes que no tenían la culpa de nada ni ningún motivo para ser asesinados, fue una crueldad llevada a cabo por un ser maligno, que en su afán de impedir el reinado de Jesucristo, tramó todo este episodio funesto en la historia bíblica. En la actualidad también cada día mueren niños inocentes, aunque los motivos sean diferentes y variados, algunas veces por la miseria y hambre, otras veces porque sus padres no los desean tener pero esta masacre se repite cada día. Nuestra reflexión debe estar encaminada al valor de la vida, sobre todo de aquellos pequeñitos que no pueden protegerse ni defenderse por ellos mismos, sino que necesitan de sus padres para poder crecer seguros y sanos.