Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/Guayaquil

 

“Por esto orara a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado” Salmo 32:6

La palabra “santo” significa apartado para Dios. Toda persona que siente arrepentimiento de su manera de vivir buscará aliento, consuelo y dirección en el Salvador, en Jesucristo, porque ha creído en su corazón que solo en Él puede hallar la paz que necesita su alma. Hay un tiempo en el que se puede buscar a Dios de todo corazón, ese tiempo es ahora, en una época muy difícil, sabiendo que cada día que pasa se torna más violento, con más maldad, pero también es cierto que justamente en estos momentos en que la maldad se ha multiplicado, la gracia redentora de Jesucristo sobreabunda, por eso ahora es tiempo propicio para buscarlo, primeramente arrepintiéndose de todos aquellos actos que lo han apartado de Dios, porque llegará el día en que ya no se podrá hacer nada, Jesús es misericordia, pero también es justicia, y cuando la persona muere ya no tiene la facultad de arrepentirse, ya su vida terminó en este mundo, por eso, como nadie sabe cuándo nos tocará abandonar este mundo, es mejor estar a cuentas con Dios cada día, dándole primeramente gracias por el don de la vida, y luego confesando sus culpas delante de Aquel que es fiel para perdonar nuestros pecados, quien murió en la cruz del Calvario para darnos el regalo de la vida eterna. Hoy es tiempo agradable de buscar a Dios o reconciliarse con Él, mientras hay vida usted puede pedir perdón y darle un cambio a su manera de vivir y caminar en el propósito que el Señor tiene para usted.