Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado” Isaías 26:3

Poner la confianza en Dios en todo momento tiene su recompensa.  Esta recompensa es la paz que muchas personas no alcanzan a comprender, porque sobrepasa todo razonamiento humano.  El seguir pensando que el Señor tiene el control de la situación por la cual usted está atravesando le llenará de paz.  A veces lo que se mira alrededor no es causa de paz por el contrario es causa de angustia y desesperación, pero precisamente en esos momentos es donde la paz de Dios debe invadir su corazón para poder pensar con tranquilidad y actuar sabiamente, pues una mente ofuscada por la desesperación, no le podrá llevar a tomar buenas decisiones, por el contrario no hay que perder la fe ni la esperanza de que  si usted ha entregado al Señor sus cargas, Él en forma inmediata  entrará a tomar el control de la situación, y si Jesús está en control de su vida, tenga la seguridad que  le dará la mejor salida a su situación, porque los pensamientos que el Señor tiene para nosotros son de bien y no de mal, para poder alcanzar lo que deseamos. Ponga toda su confianza en Jesús y permítale obrar en su vida.