Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

“De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan” Salmo 24:1

En el libro de Génesis, la Palabra dice que Dios creó los cielos y la tierra y todo lo que ha sido creado ha sido creado por Dios, pues este Salmo escrito por el rey David recalca la idea de que el planeta Tierra donde nosotros vivimos, así como todos sus habitantes son creación suya por tanto le pertenecen. Lo mismo lo dice el Apóstol Pablo en la primera carta a los Corintios en el capítulo diez versículo 26. Todo lo que hay en el planeta y todo lo que poseemos nos ha sido prestado, para que lo cuidemos y lo administremos. Aunque todo ser humano es creado por Dios, no todos son hijos suyos, pues algunos se han desviado del camino.