Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia

“Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” Mateo 24:12

En este capítulo 24 del evangelio de Mateo donde se describen las señales antes del fin, se muestran algunos acontecimientos que deben dar aviso a los tiempos en que esto sucederá.  Cuando no se sabe, pero si ha sido revelado estas señales  que tienen que suceder ante del final de los tiempos.  Aunque este pasaje se refiere al pueblo de Israel, a los Judios, no pueden quedar desapercibidos para todo el resto de la humanidad.  Una de esas señales es que el amor de muchos se enfriará, no solamente se refiere al amor hacia Dios, sino también hacia el prójimo, cosa que se puede comprobar con mirar lo que está sucediendo en el mundo, cada día los asesinatos y muertes violentas van en aumento, los hijos son irreverentes con sus padres, muchos son los que escogen el camino de las drogas y otros actos que los lleva por el camino de la perdición, los divorcios también van en aumento, las personas se casan teniéndolo  como un as bajo la manga ante cualquier dificultad,  y el nombre de Dios es blasfemado porque no hay temor de Dios, no hay arrepentimiento, pero es necesario que todo esto ocurra antes del fin, por eso debemos estar apercibidos a estas señales, arrepentirse y reconciliarse con Dios, para estar listos  al sonar de la trompeta y podar gozar de la vida eterna al lado del Señor.