Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Salmo 91:14

Hay promesas de Dios para aquellos que aman al Señor, pero no con un amor intelectual sino con un amor vivencial, para aquellos que lo honran, que lo adoran y que mantienen una comunión con El a través de la oración y la lectura de su Palabra. A ellos los librará el Señor, los cuidará y los pondrá por alto porque le conocen, porque saben lo que al Señor le agrada, y lo que a Dios le agrada es una vida apartada del pecado, de la maldad, donde el amor sea reflejado en cada acto de su vida. Se ha puesto a pensar si usted conoce a Dios, o más aún, si usted es conocido por Dios? Se acerca a El a través de la oración cada día, busca su presencia y su dirección? Aprende a conocerlo cada día más través de leer su Palabra? Bueno, si aún no ha logrado tener este tipo de relación con Dios, hoy puede ser un buen día para comenzar a lograrlo, aparte un tiempo a solas con El donde usted le exprese su gratitud por su misericordia y su gracia derramada sobre usted y los suyos.