Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

Más Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios. Lucas 18:16

Jesucristo enseña en este pasaje dos verdades bíblicas: No impedir que los niños se acerquen a Él. Esto implica que los niños al igual que los adultos deben conocer a Jesucristo como el Señor y salvador de la humanidad, pues el estar cerca de Jesús implica relación y por tanto tener conocimiento de quién es El. La segunda enseñanza es que de las personas que son como los niños es el reino de Dios, este pasaje en ningún momento dice que de los niños es el reino de Dios sino de los que son como ellos. Todo ser humano necesita saber y conocer que Jesús es el salvador y que nacemos con naturaleza pecaminosa, por tanto todos necesitamos de un salvador. Seguramente usted me dirá y cómo es un niño? Un niño se deja guiar por su padre, un niño confía en su padre, así debemos ser nosotros, dejarnos guiar por el Señor y confiar en Él.