Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea Lucas 24:4-6

El Señor Jesús había sido crucificado en la cruz del Calvario, pero a los tres días resucitó tal como se lo había dicho a los discípulos, pero estos habían olvidado lo que Él les había dicho, de tal forma que cuando las mujeres fueron al sepulcro vieron a dos ángeles que les dijeron por qué buscas entre los muertos al que está vivo. Jesucristo está vivo y vive por la eternidad, y si Él resucitó, los que mueren en Cristo también resucitarán a la eternidad. Lamentablemente hay quienes aún en la época actual han olvidado que Jesucristo resucitó y está vivo y se quedaron adorándolo en la cruz. Hoy la cruz está vacía y el sepulcro también porque Jesús venció a la muerte precisamente para ofrecerle a usted y a todos los que creen la vida eterna, por tanto ya no tenga en sus paredes o en su cuello o en su alma y corazón lo que se conoce con el nombre de crucifijo porque Jesucristo ya no está colgado de una cruz, celebre su resurrección y hable con Él a través de la oración, pues con toda seguridad Él le escucha y le va a hablar a través de su Palabra o de la manera que el desee revelarse a su vida.