Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ¡ni buscan a Jehová! Isaías 31:1

Muchas personas buscan protección en el más fuerte, en los que aparentemente tienen mejores y más recursos.  En aquella época Egipto representaba eso, y al igual que los israelitas, han olvidado que Dios tiene poder para salvarlo y ayudarlo en cualquier lugar que usted se encuentre.  No ponga sus ojos en quien tiene recursos perecederos para ayudarle, ponga su mirada en Jesús quien tiene recursos celestiales para librarlo de su angustia, recursos que no perecerán jamás.  Busque al Santo de Israel, a Jehová de los ejércitos quien es el Todopoderoso y quien desea que usted se acerque a Él confiadamente.