Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en Jehová será exaltado. Proverbios 29:25

El temor es una emoción que paraliza e impide avanzar.  Por causa del temor muchos hombres de fe en la Biblia pasaron dificultades como es el caso de Abraham quien tuvo temor a que lo mataran por causa de la belleza de su esposa Sara a quien hizo pasar por hermana.  El apóstol Pedro tuvo temor  de que lo mataran por ser discípulo de Jesucristo y lo negó tres veces.  Elías tuvo temor también de morir en manos de Jezabel y anduvo huyendo de ella algunos días.  Pero en la actualidad también, si mira un poco en retrospectiva su vida, se dará cuenta que existe muchas cosas que ha dejado de hacer o de decir por causa del temor y no ha conseguido lo que hubiera podido conseguir si hubiera puesto su confianza en el Señor.  Si usted confía en el Señor Jesús, su Palabra dice que será exaltado, porque el rostro de los que lo miraron jamás será avergonzado. Medite en cuántas veces ha permitido que el temor le impida cumplir los propósitos que se ha propuesto.  Deje a un lado esos temores y en su lugar empiece a poner toda su confianza en Jesús, con toda seguridad Él lo guiará a lograr lo propuesto.