Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida” Juan 5:24

Jesús está hablando a los judíos y usa dos veces la expresión “de cierto” como una manera de ratificar y de poner énfasis a lo que está expresando, Hay dos acciones que el ser humano debe poner en práctica para tener la vida eterna y éstas son –oír- la Palabra de Dios y – creer- en Jesucristo. El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna. No se puede poner en práctica algo que no se conoce, y una de las maneras que existe para conocerla es escuchándola ya que la fe viene por el oír la Palabra de Dios, pero no solo escuchándola sino creyendo que todo lo que dice es verdad, porque la verdad está en Jesucristo, de hecho Él es la Verdad. Hay un principio fundamental en la cual hay que creer, que el Padre envió a su Unigénito para que pueda realizar la obra redentora en el mundo y reconciliar al mundo con el Padre. Ante esto le pregunto: Su vida está acorde a lo que dice la Palabra? cree usted que Jesucristo es el Salvador del mundo? Analice estas dos verdades bíblicas y pídale al Señor Jesús que le guie a toda la verdad que solo está en Él.