Opinión

NUESTRA REFLEXIÓN DIARIA

Pra. Miriam Florencia/ Guayaquil

 Tener respeto a la persona del impío, para pervertir el derecho del justo, no es bueno. Proverbios 18:5

 Toda persona que trabaje o esté relacionada con el sistema de justicia debe conocer que el pervertir, el invalidar el derecho de quien tiene la razón y no se le hace justicia por confabularse o inclinarse hacia el que tiene el poder o tiene dinero para sobornar no es bueno ni agradable ante los ojos de Dios, pues la justicia debe inclinarse ante quien tenga la razón sin hacer distinción de clases, raza, ni poder político ni económico.  La justicia debe primar ante cualquier obra impía que tenga el control de este sistema, tan viciado en estos días. Lo que se debe juzgar siempre es la causa y no la posición de las personas.