Opinión

Nuestra Provincia del Guayas

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Oficialmente se la declaró fundada por José Joaquín de Olmedo el 8 de Noviembre de 1820, es una de las 24 provincias de nuestro país, considerada el mayor centro comercial e industrial de Ecuador. En ella habitan aproximadamente 3,800.000 personas, lo que constituye que el 25% de la población nacional vive en ella, consecuentemente es la más poblada de la nación.

Según el próximo reordenamiento territorial, nuestra provincia pertenecerá a la región que comprenden las siguientes provincias hermanas: Bolívar, Los Ríos y Santa Elena, este nuevo orden territorial todavía no está conformado ni confirmado.

Originalmente en su creación tenía aproximadamente 53.000 km cuadrados, hoy en día con todos sus desmembramientos quedó con solamente 16.823 km cuadrados, es decir, que ha sido sacrificada aproximadamente en el 68% de su área inicial.

Si en los 195 años desde su creación la continúan desmembrando a ese ritmo, para finales del siglo XXI nuestra provincia ya no existiría.

Al actual Prefecto Jimmy Jairala le ha tocado enfrentar el descuido de anteriores administraciones que no se preocuparon de hacer respetar nuestros límites provinciales.

Mediante una consulta popular, el día domingo 27 de Septiembre de este año, el pueblo de La Manga del Cura decidirá si quiere seguir perteneciendo al Guayas o a Manabí, por informaciones recibidas se estaría utilizando hasta el ‘pulpito’ de la iglesia para convencer a los feligreses su anexión a Manabí.

La pérdida de este territorio significaría que nuestra provincia pierda más rentas y lo más grave de todo, sería la pérdida de un escaño en la Asamblea Nacional.

Es un deber cívico y moral apoyar la posición del Prefecto Provincial en esta noble causa, que a pesar de la escasísima y pobre campaña electoral aprobada por el Consejo Nacional Electoral, con obras físicas efectivas y rápidas los ciudadanos de La Manga del Cura voten por quedarse en la heroica y Huancavilca Provincia del Guayas, así mismo deberemos terminar con todos los problemas territoriales y cerrar definitivamente nuestros límites provinciales.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.