Opinión

 NOTAS BREVES

Eco. Marco Flores T./Quito

• Que las reservas internacionales ya en 8778 millones de dólares, cubran el 147% de los depósitos privados en el BCE, mientras por falta de recursos, servicios públicos imprescindibles se encuentran en estado deplorable, no solo es mala economía, sobre todo es una estupidez.

• Con muy pocas excepciones la desgracia a este país siempre le ha venido por los intereses en conflicto de una deplorable clase política y por la resignación de su pueblo que necesitado de educación, pobre y desempleado, contempla su destrucción como si no estuviera vivo.

• Los economistas visibles e invisibles que dirigen la economía en el gobierno actual y que son los mismos del gobierno anterior, no creen en la importancia de la inversión social pública. Son fanáticos del «Gobierno Mínimo» y el Estado les estorba, aunque gobernarlo los hace muy felices.

• En lugar de «seguir conversando» cómo focalizar el subsidio a los combustibles, como ha ocurrido los últimos 40 años, sin perjudicar la estabilidad fiscal y mientras se impulsa el crecimiento económico hay que compensar con equidad el esfuerzo de pagar precios internacionales. Esa debe ser la propuesta.