Opinión

 NOTAS BREVES

Eco. Marco Flores T./Quito

• La inversión del sector público (SPNF) en Ecuador ha sido destruida en forma inusitada y ha retrocedido al menos 15 años. En 2007 representó el 6,1% del PIB y en 2021 sólo el 2% del PIB. Peor aún, entre enero y mayo de 2022 apenas representa el 0,6% del PIB. Fuente BCE

• La destrucción de la inversión pública en Ecuador es causa directa del desabastecimiento de las instituciones y de la destrucción de los servicios públicos, con graves impactos en el crecimiento económico, empleo, seguridad ciudadana y pobreza.

. Al 30 de septiembre pasado las reservas internacionales cubren el 140% de las Reservas Financieras privadas; el 99% de todos los depósitos públicos; el 58% de todos los pasivos exigibles. Sin embargo los servicios públicos están en la ruina.

• La teoría de que altas reservas internacionales reducen el riesgo país una vez más ha caído destruida como la solvencia y sinceridad profesional de los economistas de la «austeridad expansiva» que la difunden como cierta.

• El ministro de finanzas hace malabares para tratar de demostrar que las ventas semestrales fueron un éxito y sumaron 120.000 millones de dólares. Mientras tanto el BCE ajusta el crecimiento del PIB 2022 a la baja. ¿Cómo se entiende esta magia?

• Las calificadoras internacionales de riesgo que tan útiles son a los acreedores internacionales están felices con la «consolidación fiscal» en Ecuador pero creen que el gobierno no tiene facilidad para generar consensos y por eso sube el riesgo país.

Le haría mucho bien a Ecuador aplicar a gobiernos y políticos el principio de «destrucción creativa» de Joseph Schumpeter gracias al cual las empresas que no son capaces de innovar y mejorar deben desaparecen para que surjan las que mejor se adaptan y satisfacen a los ciudadanos.