Ciencia

No tener amigos malo para la salud como fumar

Fumar es malo, pero se encuentra al mismo nivel que no tener amigos. Las dos cosas perjudican igualmente a las personas.

ESTADOS UNIDOS. Según un estudio publicado en la revista PLoS Medicine, tener relaciones interpersonales es tan importante como llevar una vida con una alimentación sana, hacer ejercicio, o dejar de fumar o beber alcohol.

Una de las investigadoras del estudio, Julianne Holt-Lunstad, asegura que “la falta de relaciones sociales equivale a fumar más de 15 cigarrillos al día”.

En el estudio participaron 300.000 personas que fueron estudiadas durante siete años en el ámbito de las relaciones sociales y diversos parámetros como el riesgo de mortalidad.

Según los resultados de la investigación, las personas con relaciones sociales amplias mostraron mayor esperanza de vida. Las posibilidades de vivir más años con respecto a las personas solitarias aumentaron en un 1,5%.

La hipótesis de los investigadores sobre por qué ocurre esto es porque cuando una persona forma parte de un grupo, siente responsabilidad no solo por sí mismo, sino también por los demás, lo que hace que tenga un mayor cuidado consigo mismo.

El componente social suele ser una parte vital de las vidas de las personas. Sin embargo, científicos de la Universidad de Brigham Young (Utah, EE.UU) incluso aseguran que es un aspecto que puede influir en la salud. Tras examinar 148 estudios sobre relaciones sociales y mortalidad en los que participaron 308.000 personas durante siete años y medio, llegaron a la conclusión de que aquellos que contaban con vínculos sociales más fuertes tenían una tasa de supervivencia superior.

Y todo ello independientemente de aspectos como la edad, el sexo, la salud inicial o la causa de la muerte una vez que ésta se producía.

Por lo tanto, se puede concluir que las personas que tienen unas buenas relaciones sociales tienen una vida más larga que las personas solitarias y con un círculo de conocidos más reducidos. De hecho, esta capacidad de supervivencia puede ser de hasta un 50% superior. Así, según los investigadores, llevar una vida alejada de otras personas puede tener los mismos efectos negativos en la salud de la persona equivalente a fumar 15 cigarros al día o ser un adicto al alcohol. (Internet/ La Nación)