Opinión

NO SOLO SE VIVE DE BUENAS INTENCIONES.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail

Poco se debe dudar de las buenas intenciones del presidente Lasso, de terminar con toda la podredumbre Revolucionaría, Socialista y Cristiana, pero en la práctica diaria no está funcionando porque básicamente no se están cumpliendo las ofertas de campaña y, en parte es comprensible por la falta de capacidad de algunos de sus colaboradores.

Advierto que no todo es malo, pero se hacen anuncios públicos, algunos irreales y otros simplemente se mueren en el intento.

Cito varios que desde ayer comenta la prensa nacional: El nuevo Consejero presidencial Luis Verdesoto anuncia que la corrupción es muy cercana a los sesenta y ocho mil millones de dólares en el período 2007-2019, faltaría parte del gobierno de la silla de ruedas dorada, todo es conocido pero no termina de judicializarse; la Fiscalía que en realidad es autónoma en una acertada decisión allana viviendas, oficinas y hasta oficinas de la Contraloría General del Estado y, como dice el pueblo, ahí se murió el chancho, el Ministerio de Salud sigue nombrando más trabajadores aumentando la burocracia, quién sabe si los afortunados son miembros de la R. C.

La Premier Alexandra Vela recién se acuerda de buscar consensos para el apoyo a la Ley de oportunidades; el asambleísta Francisco Jiménez anuncia anticipadamente un plan B del Ejecutivo que sería la consulta popular y para remate la Secretaria de prensa o información invita a escuchar la intervención del Presidente en la Radio Nacional del Estado F.M. 97.7 de Guayaquil que se encuentra fuera del aire hace algunos meses.

Algo anda mal señor presidente, guíe bien la nave, por que quienes provocaron la caída del filósofo del eclesiastés presidente Mahuad son los mismos que hoy tratarán de hacer lo mismo con Usted que ya vivió esa experiencia, revisé bien sus cuadros que algunos importantes conspiradores de antaño están colaborando con Usted.

(CONTINUARÁ MAÑANA)