Economía

No se descarta que la banca pública también maneje dinero electrónico

En 3 años en Ecuador se han realizado transacciones por 47 millones de dólares.

Quito. Las autoridades económicas de Ecuador afinan detalles para viabilizar el mecanismo de pago denominado dinero electrónico que dejará de ser facultad privativa del Banco Central del Ecuador en los próximos cinco meses, cuando esté lista la plataforma del sector financiero privado para operarlo.

Sin embargo, no se descarta que la banca pública pueda en algún momento invertir en una nueva plataforma tecnológica, para ofrecer también el medio de pago.

“La idea es que esto no se constituya en un monopolio», indicó la gerente del Banco Central, Verónica Artola quien explicó que la plataforma de la institución será cedida a cooperativas de ahorro y crédito o a la banca pública.

Artola dijo que la reforma legal señalará que la operación del dinero electrónico deja de ser facultad privativa del Banco Central y, por tanto, incluso las operadoras de telefonía celular podrían también tener cuentas de dinero electrónico.

Explicó que la Superintendencias de Bancos y de Economía Popular y Solidaria será la encargada de supervisar y controlar el funcionamiento de las operaciones de las nuevas plataformas que se implementará para los bancos.

Actualmente existen 360.000 cuentas de dinero electrónico, 5.000 establecimientos que operan en todo el país (farmacias, restaurantes, supermercados) y se han registrado transacciones por 47 millones de dólares desde 2014 hasta la semana pasada.

“Se registra un crecimiento desde finales del 2016 en los últimos meses de alrededor de 10 millones de dólares lo que significa que la confianza y el uso de este medio de pago se está masificando”, indicó Artola.

Julio José Prado presidente de la Asociación de Bancos indicó que el dinero electrónico será un servicio más de los bancos y que será voluntario por parte de los ciudadanos.

Además se busca mayor inclusión financiera y bancarizar a más ciudadanos pues actualmente el 39,7% de la población económicamente activa no tiene una cuenta bancaria.

Otro de los motivos por los cuales el país requiere utilizar dinero electrónico es por la necesidad de reducir el uso de efectivo y porque los billetes en Ecuador no son manejados de manera adecuada pues se los sella, grapa, se escribe sobre ellos, se los mancha, es decir, no se los cuida como en otros países.

Los dólares físicos duran más en Estados Unidos que en Ecuador, el promedio de vida útil de los billetes en EE.UU. es de 7,5 años, mientras que en el país andino duran 2,8 años.

Según el Banco Central, el billete de 20 dólares en EE.UU. tiene una durabilidad de 7,7 años y en Ecuador llega a los 2 años; lo mismo ocurre con el de 10 dólares que dura 4,2 y 18 meses, respectivamente.

Al Estado ecuatoriano le cuesta aproximadamente 12 millones de dólares al año traer y poner en circulación las monedas y los billetes. Y la demanda de más dinero físico en Ecuador hace que aproximadamente 2.000 millones de dólares que podrían estar en las reservas internacionales del país deben ponerse en circulación. (Andes/LA NACIÓN)