Opinión

No hay paquetazos

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Manteniendo las malas costumbres al seguir mintiendo y engañando al país, se llenan la boca gritando al mundo que gobernaron y gobernaran sin los antiguos paquetazos de los mismos de siempre cuando habían las devaluaciones del Sucre, el alza de los combustibles, de los servicios básicos, transportes etc. etc.

Desde que se inició la dolarización hace casi 18 años se acabaron las devaluaciones, que en realidad fue una forma de enriquecimiento para los que conocían de la información privilegiada días antes de decretarla.

Prohibido olvidar, que al comienzo de la última campaña Presidencial el candidato Lcdo. Lenin Moreno se declaró contrario a la dolarización y que su ministro de Finanzas tampoco es simpatizante de la misma. ¿Se acuerdan que el ex Presidente Rafael Correa trajo invitado por el gobierno al Economista Yanis Varoufakis, de origen Griego que llevó a su país al colapso económico y lo reunió con Presidente electo y su futuro Ministro de Finanzas?.

Los “paquetazos” de antes hoy se llaman “ajustes tributarios” y el fin es el mismo, que se podría definir solamente como un tapa hueco momentáneo, sin atacar frontalmente la continuidad de la crisis, que sigue creciendo como una bola de nieve en caída libre.

Si bien es cierto no subirán los precios de los combustibles, transportes y servicios básicos, pero con el ajuste arancelario si subirán los precios de los productos importados y en reciprocidad también nuestros productos de exportación serán castigados con aumentos de aranceles, lo que provocaría un fuerte golpe al sector exportador acompañado de un mayor desempleo, si esto sucede se estarían abriendo las puertas para desdolarizar nuestra economía por la falta de divisas y poco a poco meternos el uso de la moneda electrónica, de la que ya están empezando a cambiarles las reglas originales de su uso, cuidado estén utilizando la banca privada para implementar el uso del dinero electrónico y después sacar las garras del socialismo-comunista acaparando el circulante y acabar con la dolarización.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.