Realidades

‘No hay excusa’ para el arte en Guayaquil

Elizabeth Rosales, la artista detrás de la cuenta de Instagram @nohayexcusa.gye discute hoy con La Nación el potencial artístico de Guayaquil y las razones que la llevaron a crear la página que recoge los eventos culturales de la ciudad y arma un calendario para que los seguidores participen y acudan a estos eventos. 

Rosales quería seguir la carrera de danza, arte que practicó toda su vida, pero sabía que debía estudiarla y ejercerla fuera del país: “hace unos años, en el 2013, no había una forma de que pudieras ser bailarina profesional en Guayaquil”. Pronto se dio cuenta de que la danza no era lo que le apasionaba, y se decidió a estudiar Administración de Artes y Entretenimiento, carrera que no existía en Ecuador. 

Luego de una amplia trayectoria estudiantil, en la que se incluye una maestría en la Accademia Teatro alla Scala, una de las casas de ópera más grandes del mundo, Elizabeth sintió la necesidad de contribuir a la industria cultural y artística guayaquileña. Así nació: @nohayexcusa.gye 

La página reúne información para que las personas interesadas en asistir a eventos artísticos y culturales sepan a dónde pueden dirigirse. Un link lleva al usuario a la cartelera donde encuentra categorías como comedia, audiovisual, conciertos, charlas, danza, exhibiciones, festivales, talleres, microteatro, literatura e infantil.

“Me puse a pensar en los vacíos que faltaban en la industria, y ahí me di cuenta que hay una desconexión entre el artista y el ciudadano guayaquileño” explica Rosales, quien pensó en una solución eficaz de comunicación creando la plataforma digital de No hay excusa.

La artista y productora comenta que el problema de desconexión sigue vigente en la ciudad: “Pienso que se han enfocado todos los espacios culturales en los medios tradicionales de comunicación, como la televisión, la radio y el periódico. Pero no solo cobran precios exuberantes sino que no llegan al target market que uno está buscando”.

La falta de comunicación entre los artistas y la audiencia es grave para Elizabeth, quien opina que Guayaquil “es una ciudad con una mezcla de cultura donde la gente viene a buscar oportunidades. Tenemos música, actores, bailarines con potencial de exportación”. Sin embargo, para potenciar al arte se necesita de inversión. “No he visto inversión del sector público, creo que han habido intenciones pero no han sido bien manejadas hasta el momento, y pienso que tienen una buena iniciativa” opina. 

Aún así, cree que la comunidad artista de la ciudad está avanzando. “No creo que vaya a ser fácil ni rápido pero sé que va a crecer. Nos va a tocar nuestro turno a Guayaquil, pero si tenemos el aporte del sector público y privado porque dependemos mucho de eso” manifiesta. 

Reconoce además que los beneficios de potenciar el sector cultural son muchos: “Hay un aporte económico que abre las puertas para que más personas puedan trabajar. Una inversión puede dar trabajo a muchas personas. No solo ayuda a la industria artística sino a las que están interconectadas, la del turismo, de comida y bebidas, que se benefician de las artes. El aporte de las artes no solo es cultural”.

Eliana Cañizares / Daniel Tristancho

Guayaquil