Tecnociencia

¡No descuides tus heridas! Cómo atenderlas para evitar complicaciones

Las heridas son parte de la vida, algunas llegan de sorpresa, pero otras, pueden aparecer por descuido y traer consecuencias para nuestra salud. Un especialista nos habla sobre los tipos de heridas, la razón por la que no debes descuidarlas y cómo atenderlas para evitar complicaciones.

También te puede interesar: Agua oxigenada o alcohol: ¿qué es mejor para curar las heridas?

El tratamiento de las heridas, un problema de salud pública
Las heridas, son la interrupción de la estructura y función de la piel y los tejidos subyacentes. Al pensar en ellas, quizá te vienen a la mente esas pequeñas cortadas o quemaduras que suelen estar presentes en nuestro día a día, por lo que no siempre vislumbramos el problema que representan.

De acuerdo al Dr. Eugenio Rodrígues Oivares, especialista en cirugía plástica, estética y reconstructiva, e integrante de la Asociación Mexicana para el Cuidado Integral y Cicatrización de Heridas A.C, el tratamiento de las heridas crónicas y agudas se ha convertido en un problema de salud pública.

Aunque no lo creas, esto implica grandes costos para las unidades de la Secretaría de Salud y una fuerte inversión del Sistema Nacional de Salud. Pero independientemente de eso, repercute en el estado físico y emocional del paciente.

Cuando una herida, que normalmente debería recuperarse en no más de 4 semanas, se deteriora y se vuelve crónica, no sólo implica un abordaje diferente y cambios físicos en la herida, incluyendo el mal olor, sino que puede desencadenar frustración, enojo, depresión y dependecia, además de ausentismo laboral, e incluso la muerte.

También te puede interesar: Heridas abiertas puede causarte estas enfermedades… ¡Cuidado!

¿Cuáles son las heridas agudas?
Las quemaduras de primer y segundo grado, abrasiones o escoriaciones, se consideran heridas agudas. Es decir, pueden recuperarse en un tiempo razonable, con cuidados menores, y su tratamiento básicamente sólo abarca un determinado momento de recuperación.

La evolución natural de una herida, implica la coagulación, inflamación, proliferación, maduración, para llegar a la cicatriz estable. Esta recuperación suele darse en alrededor de 4 semanas con cuidados menores, entre ellos la limpieza y en algunos casos el uso de antibióticos para prevenir o trtar infecciones.

De acuerdo al Dr. Rodríguez Olivares, cuando entre los 0 y 21 días, estas heridas no avanzan, es necesario aplicar otro tratamiento. En ese sentido, si una herida tarda más de 4 semanas en sanar y se deteriora, se convierte en crónica, lo cual requiere un gran abordaje.

Algunos factores que pueden contribuir a que esto suceda, son la edad, uso de medicamentos y padecimientos como la obesidad, anemia, desnutrición, diabetes e hipertensión. Situaciones que predominan en México, donde la obesidad y diabetes ocupan lugares importantes entre las problemáticas de salud.

También te puede interesar: Síntomas del pie diabético y cómo tratarlo para evitar complicaciones

¿Cuáles son las heridas crónicas?
Heridas como las úlceras por presión, úlceras de extremidad inferior y úlceras neoplásicas, ocasionadas por tumores avanzados, se consideran crónicas. Es decir, se deterioran con el tiempo y requieren un tratamiento y curación permanente.

De acuerdo al especialista, en México, el 41% de las heridas crónicas se relacionan al pie diabético, una problemática que es importante abordar y tratar, pues alrededor del 20 al 25% de quienes lo sufren pueden sufrir amputaciones desde menores hasta mayores.

De ser mayores, su probabilidad de sobrevivir es de 3 a 5 años, algo realmente preocupante.

¿Cómo atender las heridas para evitar complicaciones?
El Dr. Rodríguez Olivares, subraya que es primordial la atención oportuna y cuidado integral de las heridas, pero también modernizar la cura y aplicar nuevas tecnologías para mejorar la relación médico- paciente, reducir los costos y mejorar la calidad de vida.

En ese sentido, el médico especialista en cirugía plástica, reitera la importancia de establecer clínicas de heridas, pero también el uso del ácido hialurónico como una alternativa para la atención y cuidado integral de las heridas.

¿El ácido hialurónico sirve para la curación de heridas?

Sí. Los geles y cremas hechos a base de ácido hialurónico, pueden servir para el cuidado integral y avanzado, tanto de las heridas agudas como crónicas, pues existe una opción para cada etapa de la herida.

El ácido hialurónico es muy conocido por sus beneficios estéticos y antienvejecimiento, sin embargo, se trata de una sustancia que se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Una de sus propiedades es la capacidad para atraer y retener el agua, manteniendo el buen estado de los tejidos.

En el caso del tratamiento de heridas, se ha convertido en una excelente alternativa, tanto sólo como combinado con otros elementos.

Por ejemplo, al combinarse con sulfadiazina de plata, se utiliza en heridas con alto riesgo de infección, promoviendo la curación desde los primeros 10 días, al generar un entorno húmedo libre de microorganismos.

Asimismo, cuando se combina con colagenasa, sirve para las heridas crónicas, apoyando en el proceso de cicatrización al manente la piel y tejidos sanos. Finalmente, el ácido hialurónico solo, ayuda a que los procesos de cicatrización en heridas agudas y crónicas sean más rápido.

Ojo, si bien estos productos podrían ser un buen elemento de tu botiquín, siempre dependerán de la indicación médica. Recuerda que la atención de un especialista es clave para una evolución favorable de las heridas.

Acércate a tu médico en caso de presentar algún problema o empeoramiento de tus heridas, de esta forma las tratarán y también pueden enseñarte a cómo hacerlo en casa.

Es clave entender que todas las heridas son importantes hasta que se descarte su gravedad, en especial en casos como la diabetes u otros factores de riesgo, pues pueden llevar a complicaciones mayores. Asimismo, es muy importante tener controladas estas enfermedades para reducir los riesgos.

Por último, es cierto que existen muchos remedios naturales, sin embargo, en el caso de las heridas más “delicadas”, es importante evitarlos, pues podrían complicar la curación. Actualmente existen opciones médicas basadas en propiedades naturales, pero siempre deben ser supervisadas por un especialista.

No descuides tus heridas, evita mayores daños a tu salud y riesgo de perder un miembro o tu vida.