Ciencia

Para no comer de más, la clave es sentarse y disfrutar sin afanes

Estudio demuestra que no sirve de mucho comer saludable si se hace a las carreras.

La saciedad es uno de los factores que más deberíamos tener en cuenta cuando pensamos qué vamos a comer. Pasa seguido que en un intento de comer liviano vamos por una ensalada y a la media hora sentimos que deberíamos almorzar por segunda vez. O comemos algo más contundente, pero lo hacemos a las carreras y la sensación es la misma.

Un nuevo estudio explica esta lógica. Se llama Snack versus meal y analiza cómo el contexto en el que comemos modifica cómo nos sentimos con la comida. Básicamente, apunta contra el hábito de comer ‘así nomás’ sin sentarse con un plato a comer con tranquilidad.

Este tipo de comportamiento, comprobaron, lleva a que comamos de más. Los investigadores se basaron en un grupo de mujeres que fueron divididas en dos. Antes del estudio, midieron su masa corporal, qué habían comido antes y las dietas que habían realizado en el pasado.

Unas comieron de pie un plato de pasta y otras se sentaron a disfrutar de una comida con alto valor calórico. Después de la digestión, les pusieron en la mesa varios snacks tentadores entre chocolates y papas fritas de paquete. Quienes habían comido de pie y apuradas no tardaron en abalanzarse sobre la comida chatarra.

La conclusión es que siempre es conveniente tomarse un momento para sentarse y comer bien, antes que comerse una ensalada en el escritorio del trabajo o un yogur en el camino al trabajo.

La Nación Argentina