Internacional

No Alineados critican el decreto de EE.UU. contra Venezuela y piden diálogo

En declaraciones a los periodistas tras la reunión del buró, el embajador venezolano ante Naciones Unidas, Rafael Ramírez, dijo que el documento fue aprobado por “consenso”.

NACIONES UNIDAS. El Movimiento de países No Alineados (NOAL) criticó hoy la renovación por un año del decreto contra Venezuela del presidente de EE.UU., Barack Obama, y llamó a los dos países a dialogar.

En una declaración, el buró de coordinación del NOAL expresó su “solidaridad y apoyo al pueblo y el Gobierno de Venezuela en rechazo de estas medidas ilegales” y exhortó a Washington “a desistir de tales medidas coercitivas unilaterales que afectan el espíritu de diálogo y entendimiento político entre las naciones”.

Para esta organización, que agrupa a 120 países, la medida estadounidense resulta “desproporcionada”.

En ese sentido, hizo hincapié en la “necesidad de respetar el derecho internacional” y exhortó a EE.UU. y Venezuela “a entablar un diálogo constructivo”.

En declaraciones a los periodistas tras la reunión del buró, el embajador venezolano ante Naciones Unidas, Rafael Ramírez, dijo que el documento fue aprobado por “consenso”.

Ramírez destacó que la declaración supone para su país “un extraordinario respaldo” y defendió que Venezuela no supone una “amenaza extraordinaria para nadie y mucho menos para la potencia más importante del planeta en orden económico y militar”.

Obama emitió el pasado 3 de marzo una orden de continuidad de un año de la “emergencia nacional” declarada en 2015 sobre Venezuela, donde, según indicó, “la situación no ha mejorado” y “el Gobierno continúa erosionando las garantías de los derechos humanos”.

El presidente estadounidense había emitido en marzo del año pasado una orden ejecutiva por la que ampliaba además las sanciones a ciertos funcionarios del Ejecutivo venezolano, al que señalaba como “una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

Para la prórroga de la orden, el mandatario argumentó que Venezuela sigue sufriendo “la persecución de los opositores políticos, la restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones a los derechos humanos”.

En respuesta, Venezuela ha anunciado una revisión “integral” de sus relaciones con EE.UU. y que retirará a su diplomático de mayor rango en Washington. (EFE/La Nación)