Internacional

Niños paquistaníes vuelven a clases un mes después de masacre en escuela

El jefe del Ejército no hizo un discurso pero individualmente se reunió con los padres y les aseguró que iban a eliminar a los terroristas del país”, dijo a Reuters un funcionario de seguridad.

PESHAWAR. Los niños regresaron a clases en todo Pakistán a un mes de la masacre de 134 estudiantes en una escuela de la volátil ciudad de Peshawar, al noroeste del país.

La mayoría de los colegios de todo el país de 180 millones de habitantes permanecieron cerrados, en medio de un extendido receso invernal por las secuelas dejadas por el ataque del 16 de diciembre de militantes talibanes contra una escuela controlada por el ejército.

Pakistán es blanco casi a diario de ataques de milicianos, pero la masacre a sangre fría de más de un centenar de niños marcó profundamente a la nación y provocó críticas que apuntan a que el Gobierno no está haciendo lo suficiente para frenar la insurgencia.

En la caótica ciudad de Peshawar, los sobrevivientes del ataque volvían a clases en medio de fuertes medidas de seguridad. Algunos estudiantes incluso todavía llevaban vendas producto de las heridas.

En un ambiente cargado de emociones, los padres, algunos de ellos llorando, se reunieron con el jefe del Ejército, Gen Raheel Sharif, que había viajado a Peshawar para recibirlos en una reunión privada.

Pero algunos padres, especialmente aquellos que aún están en duelo por la pérdida de sus hijos, optaron por no asistir a la cita con el jefe del Ejército, argumentando que era demasiado doloroso para ellos ir a la escuela.

“Sí, me invitaron al acto y a la reunión con el jefe del Ejército. (Pero) no me atreví a ir a la escuela donde mi querido hijo fue asesinado sin piedad”, dijo un padre.

“¿Y qué iba a obtener de la reunión con el jefe del Ejército cuando ellos no pudieron ni siquiera salvar a mi hijo y a los hijos de muchos otros padres?”, agregó. (Reuters/ La Nación)