Opinión

¡NI…NI…NI…!

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

¡La verdad -y no creo que sea un pecado reconocerlo- confieso que tengo una confusión total…!

Los sectores y voceros oficialistas tienen la sonrisa en la cara… piensan y manifiestan que “han ganado” en esta última disputa política -que era muy trascendente para el futuro del país- pero… a ratos siento que esa sonrisa, es solamente una mueca… una mueca parecida a aquella “sonrisa” indescifrable que mantienen los payasos… donde uno no alcanza a saber, si es mismo una sonrisa de alegría, o el preludio del drama que aquel personaje lleva por dentro… que pese a enseñar una sonrisa pintada en la cara… podría ocultar una apremiante ansiedad o angustia…!

Mi confusión radica, en NO estar seguro, ¡de saber si el gobierno -al cual apoyamos con sentido democrático- ha ganado o ha perdido…! Pues existen pequeñas dudas, de que el desenlace que tuvo este proceso, le otorgue el derecho de publicarlo como Ley.

De ser así, y “de haber ganado” con la aprobación de esta Ley, producto de un “manejo” de aquellos… que abundan en nuestra historia parlamentaria, que condujo con cierta sorpresa hacia aquella vía que se denomina “el ministerio de la Ley” … no es menos cierto, que esta finta con elegante gambeteo incluido, pronto nos llevará a saber, qué y cuanto le ha costado “el triunfo” al gobierno de Lasso…

Así, el NI apruebo, NI rechazo y NI archivo, con que se han despachado los otrora “honorables”, ha dado paso (aparentemente) a volver Ley de la República, a una propuesta que contiene varios errores: unos conceptuales -que considero los más graves- otros políticos, y otros también constitucionales, que conllevará disputas y conflictos a futuro; entuertos -que como las señoras conocen bien- son unos muy fuertes dolores producto del post parto, hasta que el organismo se normalice otra vez, y regrese a su estado natural…

Resulta evidente, los de UNES-tafa “algo han arañado en el camino” para luego hacerse los bobos… (Hey! ¡Abstenerse es NO OPINO, y NEGAR es opino en contra…! ¡NO es lo mismo…!) Siendo ese su campo de acción preferido, pues conocido es, que lo interpretan a la perfección… ¿que obtendrían…? Ya lo sabremos… tiempo al tiempo…

Los del PSC también han salido indemnes… dirán -y con razón- que se mantuvieron en su línea y que, si no hay disminución del gasto público y rebaja de impuestos, ¡la cosa no es con ellos…! y la verdad sea dicha: es difícil estar en contra de esas ideas, dada la condición actual del país y de su aparato productivo…

El grupo de PK también… dirán que no les doblegaron ni convencieron, aunque… la abrupta clausura de la sesión del pleno, instruida y resuelta por la Sra. Llori, ipso facto terminado el proceso de votación, ¡tenía un olor a “quiero salir corriendo de aquí” cuanto antes…! que nos lleva a los ¿Por qué? ¿Qué causaba tanto apuro? También habrá que esperar y ver…

Pero… lo fundamental es analizar, que gana y que pierde el gobierno, ¡con este desenlace…!

Evidentemente gana, en sacar su Ley adelante… y seguramente, el haber allanado el camino para sus dos leyes adicionales y complementarias, que coparán el debate político de los próximos 3 o 4 meses, al menos…

¿Pero qué es lo que pierde? Analicemos que es lo que pierde, en opinión de este simple ciudadano:

1- Pierde al refrendar, el haber ido en contra de sus postulados de campaña: no más impuestos y disminuir el costo de la operación del obeso-Estado, dentro de la economía nacional. La REALIDAD dice: ¡más impuestos y un presupuesto 2 mil millones mayor…!

2- Pierde al haber prácticamente abandonado, su idea de romper con el estereotipo que ha venido siendo manejado durante tantos años: La idea de un Estado que produzca más y mejor, en base a trabajar e invertir más, incorporando dentro de esa sinergia, a aquellos 7 ecuatorianos de cada 10, ¡que hoy no tienen trabajo…!

La REALIDAD dice, que el gobierno se ha rendido al mismo y asfixiante “paga el que tiene” mientras NO existe la contrapartida: cortar tales y tales gastos, a fin de equiparar esa ecuación de desigualdad, ¡en base al esfuerzo del sector formal…! ¡Sigue intocada la burocracia privilegiada…!

3- ¡Nada se dice y nada se avanza en el campo de la inequívoca oferta de campaña, de RECUPERAR LO ROBADO!

No estamos hablando de poca cosa… son decenas de miles de millones de dólares, ¡en manos de corruptos que se encuentran fugados…! e internamente, ni siquiera inhabilitados para NO volver a robar, y siguen fungiendo de contratistas, de quien fue su víctima robada: ¡El Estado ecuatoriano…!

Ahí están, toditos los condenados por el proceso “Arroz Verde” muy campantes, ¡trabajando como si nada…! ¡Una vergüenza!

Lo grave de toda esta situación, es que el gobierno con todas estas acciones ha “torpedeado” a su núcleo duro de apoyo; gente que se esperanzó en una política de cambio y regeneración verdadera; y que ve con tristeza, muchas incoherencias y contradicciones.

Pongo un ejemplo, solamente para demostrar lo dicho:

Si la flamante Ley, contiene una DOBLE TRIBUTACIÓN por efecto del impuesto de plusvalía (uno al municipio y otro al Estado, según confirma el asambleísta Cesar Rohon), esto será un “tiro en la plena línea de flotación” al sector de la construcción -hoy totalmente deprimido y afectado- y que tiene la virtud de ser, el de mayor generación de mano de obra, o sea, ¡de empleo de aquellos 7 de cada 10 ecuatorianos a los que se dice querer ayudar…!

Es decir, a ese grupo humano lleno de Lorenzas y Lorenzos que llevan años “comiéndose las uñas” … sin dejar de decir, que CUALQUIER DOBLE TRIBUTACIÓN por un mismo acto tributario, ¡será INCONSTITUCIONAL estando prohibida por la Ley…! ¿No es así?

Por lo tanto, ¿habrá ganado o perdido el gobierno del presidente Lasso, sumando y restando lo obtenido…? No lo sé… no lo sé…