Actualidad

Nilsen Arias contó en EE. UU. los ‘secretos’ de las preventas petroleras en el correísmo

En el segundo día del juicio en contra de Javier Aguilar, de Vitol, Nilsen Arias, exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador, contó cómo fueron las negociaciones para el contrato por 17,1 millones de barriles de fuel oil.

El testimonio de Nilsen Arias, el exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador, en el juicio en contra de Javier Aguilar, de Vitol, ha sacado a la luz cómo funcionaron realmente los contratos de preventa petrolera en el gobierno de Rafael Correa.

Sus respuestas ante el interrogatorio de los fiscales estadounidenses revelaron el uso de empresas fachada para los contratos con Petroecuador. Nilsen Arias, también conocido como ‘el Gordo’, testificó en el juicio contra Aguilar por cinco días, entre el 5 y el 11 de enero de 2024.

Fue el primer testigo ser llamado por los fiscales estadounidenses, que acusan a Aguilar de lavado de activos y de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. Específicamente, el Gobierno lo acusa de haber pagado coimas a al menos dos funcionarios ecuatorianos: Nilsen Arias y Xavier Rodríguez, ex viceministro de Hidrocarburos.

PRIMICIAS accedió a las transcripciones del testimonio de Arias en la Corte del Distrito Este de Nueva York, en dónde, bajo juramento, narró la conspiración de la que formó parte.

Allí, contó cómo las empresas internacionales Gunvor, Vitol y Trafigura usaban empresas estatales de otros países como fachadas para sus negocios.

Esto se hacía, según contó Arias, por dos razones:

La negociación entre empresas estatales era directa y más rápida, y

El gobierno de Correa promocionaba públicamente la eliminación de los intermediarios petroleros.  

Oman Trading, la fachada para Vitol

Nilsen Arias contó que después de un fallido contrato con la mexicana Pemex como fachada, desde Vitol se buscaba llegar a un nuevo negocio con Ecuador.

Esto era complicado, pues Vitol estaba en la lista negra de Petroecuador, es decir, que no podía contratar. Ante las presiones, según contó Arias, se buscó un contrato de lo único que había disponible: fuel oil no. 6, un derivado de petróleo que se usa como combustible para embarcaciones.

Y la fachada fue la empresa Oman Trading International, que actualmente usa el nombre OQ Trading. Según el testimonio de Arias, las negociaciones comenzaron en septiembre de 2016 y terminaron con la firma del contrato, en Dubai, el 6 de diciembre de ese año.

Es decir, que todo el proceso tomó unos dos meses, en comparación con los ocho meses que duraría normalmente un proceso así.
‘El Gordo’ narró que este proceso tan rápido se logró gracias a su presión en Petroecuador.

A través de sus gestiones, consiguió todos los requisitos que se necesitaban para la firma del contrato, incluido el registro de Oman Trading entre la lista de empresas autorizadas para hacer negocios con Petroecuador.

En las negociaciones, constantemente mantenía comunicación «extraoficial» con la gente de Vitol, aunque las negociaciones «oficiales» eran con Oman Trading, contó Nilsen Arias. Entre las evidencias presentadas por los fiscales estadounidenses, están decenas de correos entre Arias, Aguilar y los hermanos Peré Ycaza, que hicieron de intermediarios para el cobro de las coimas.

Incluso Arias cuenta que puso en contacto a los abogados internacionales de Petroecuador, del estudio jurídico Hogan Lovell, con los asesores jurídicos de Vitol, del estudio Linklaters. Este último estudio jurídico es el que elaboró el borrador de los términos del contrato entre Petroecuador y Oman Trading.

La firma del contrato

El 6 de diciembre de 2016, en Dubai, se firmó el contrato de preventa de 17,1 millones de barriles de fueloil a cambio de un préstamo por USD 300 millones. El dinero del préstamo, contó Arias, fue entregado por Vitol directamente.

A la firma del contrato, asistieron el entonces ministro de Finanzas, Fausto Herrera, y el entonces gerente de Petroecuador, Pedro Merizalde. En el caso no hay referencias a si Herrera y Merizalde conocían que Vitol estaba detrás del negocio.

A este viaje, se trasladaron en el avión presidencial Falcon 7X. Ante la pregunta de los fiscales, Arias contó que se usaba esta aeronave para los contratos «importantes». PRIMICIAS reveló en noviembre de 2022 que Nilsen Arias había viajado en el avión presidencial al menos en tres ocasiones, junto con su equipo de trabajo.

‘El Gordo’ contó que él mismo fue quien tomó la foto de la firma del contrato de preventa de fueloil. Esta foto también es parte del expediente. En Dubai también estaba Javier Aguilar, de Vitol

Nilsen Arias contó que se lo encontró en el lobby del hotel, pero que le pidió que se mantuviera lejos y no asistiera a la firma del contrato, pues Vitol no aparecía oficialmente en ningún documento.

Por:  PRIMICIAS