Actualidad

Nilsen Arias acumuló poder, millonarios contratos y sobornos en Petroecuador

A lo largo de estas semanas, Nilsen Arias, el exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador ha revelado cómo él y otras personas conspiraron para llevarse una buena tajada de los contratos de preventa petrolera que Ecuador firmó en la década correísta.

Arias fue el primer testigo del juicio en contra de Javier Aguilar, un exejecutivo de la empresa de comercio petrolero Vitol, acusado de pagar sobornos. En este marco, en su testimonio fue revelando los entretelones de su actuación en los siete años que trabajó en la petrolera estatal.

En el interrogatorio, Arias, también conocido como ‘el Gordo’, contó que por sus manos pasaron contratos por unos USD 120.000 millones. Estos contratos fueron uno de los emblemas del gobierno de Rafael Correa, pues le permitieron acceder a financiamiento rápido para la construcción de obra pública.

Sin acceso a otras fuentes de financiamiento internacional, el gobierno de Correa comprometió petróleo ecuatoriano por varios años a cambio de millonarios préstamos.

Arias fue una ficha clave para esto. Por ello, en su testimonio habla de que había presiones para conseguir más financiamiento para cubrir las necesidades del Gobierno. Y era, además, una persona de confianza del exvicepresidente Jorge Glas, que se encargaba de los sectores estratégicos en el correísmo.

Según dijo también en el interrogatorio, ambos se reunían por lo menos una vez al mes. Así, consiguió tener mucho poder en Petroecuador. Él entró a esta empresa pública en 2010, a cargo de la Gerencia de Comercio Internacional, y renunció en junio de 2017, un mes después de la salida de Correa.

USD 126.000 millones pasaron por Nilsen Arias

Nilsen Arias testificó que firmó contratos por unos USD 120.000 millones durante sus siete años en Petroecuador, aunque no cobró sobornos en cada uno de estos negocios. Esta cifra tan alta incluiría las preventas petroleras y de derivados, así como grandes compras de gas licuado de petróleo, gasolina y diésel.

Para tener una referencia, el presupuesto general del Estado ecuatoriano para 2023 fue de USD 31.500 millones, es decir, casi la cuarta parte de los montos que manejó Arias, según su testimonio. Aquí se demuestra el poder que realmente ostentaba ‘el Gordo’. Como él mismo contó, recibió pagos de sobornos por unos USD 13,5 millones, en las preventas y también las compras que hacía Petroecuador.

El mayor un porcentaje de este monto corresponde a las preventas petroleras. Un informe de la Comisión de Fiscalización asegura que más de USD 17.170 millones préstamos a través de preventas petroleras a las empresas asiáticas fueron gestionadas por Nilsen Arias. En su tiempo al frente de la Gerencia de Comercio Internacional de Petroecuador, se firmaron 12 contratos y adendas.

El informe, elaborado por Fernando Villavicencio, asesinado en agosto de 2023, denunciaba ya los problemas de los contratos. Lo que no se sabía para ese entonces, era que Unipec y Petrotailandia eran solamente una fachada para los negocios que realmente estaba haciendo la empresa Gunvor.

Aparte, se firmaron otros contratos con de preventa de petróleo y derivados, entre ellos tres contratos para fueloil. Y el informe no incluye información de las compras que hacía Petroecuador, como las de asfalto, gas licuado y gasolina, en las que Arias admitió haber cobrado coimas.

Los antecedentes de Nilsen Arias

Arias contó que trabajó siete años en Petroecuador. Antes, había trabajado en distintos lugares no relacionados con el negocio petrolero. En su testimonio ante un jurado, en la Corte del Distrito Este de Nueva York, sin embargo, se conoció uno de los primeros detalles sobre cómo pudo haber llegado a ocupar un cargo tan alto. ‘El Gordo’ narró que su padre trabajó junto con Raymond Kohut en una empresa petrolera.

Kohut es un exempleado de Gunvor también acusado de cobrar y pagar sobornos relacionados con las preventas petroleras ecuatorianas. Gunvor usaba como fachada las empresas Unipec y Petrotailandia.

En los siete años que estuvo en la Gerencia de Comercio Internacional de Petroecuador, Arias contó que tuvo bajo su mando a cerca de 100 personas que conformaban su equipo. Algunas de estas personas están procesadas en Ecuador por el delito de cohecho, justamente relacionado con la recepción de coimas de las empresas detrás de los contratos de preventa petrolera.

Fuente: wwwkchcomunicacion.com