Tecnociencia

Nilo, el asistente de compras de Amazon

Amazon, el gigante del comercio electrónico, pretende revolucionar la experiencia de búsqueda de su página web y de su app para introducir funciones de inteligencia artificial generativa que sean más conversacionales, profundas y personalizadas.

Bajo el nombre en clave de ‘proyecto Nilo’, esta iniciativa cuenta con el respaldo de ejecutivos de primer nivel, como el CEO de la tecnológica, Andy Jassy, y pretende que la IA actúe como un experto que conozca los gustos de cada uno de sus clientes.

Esto según documentos, grabaciones y declaraciones de personas familiarizadas con la compañía a los que tuvo acceso el portal Business Insider, los cuales anticipan una revisión radical de Amazon, que podría cambiar por completo la forma en la que los consumidores compran por internet.

Incluso el propio, Joseph Sirosh, vicepresidente de la compañía y quien hasta hace poco fue uno de los responsables de IA de Microsoft, habría advertido durante una reunión interna que la experiencia de comercio electrónico de la empresa iba a recibir un cambio de imagen a gran escala.

Sirosh apuntó que el gigante del comercio electrónico tiene intención de añadir una capa conversacional a la barra de búsqueda actual, lo que significa que la nueva función de inteligencia artificial puede expandirse o desaparecer dependiendo de la consulta de búsqueda del usuario.

Esta nueva función podría no utilizar un único modelo lingüístico, sino varios, según explicó el ejecutivo, que comparó la nueva herramienta con un tendero de una tienda que conoce a fondo los gustos de cada uno de sus clientes habituales, debido a que esta será capaz de ofrecer de forma proactiva resultados de búsqueda, respuestas de expertos y sugerencias de productos.

Sirosh, que presentó el proyecto como un plan “superconfidencial”, considera que “la inteligencia artificial está transformando las compras” y “aportando la potencia de los grandes modelos lingüísticos para entender las preguntas de los clientes y responderlas”.

Cómo funcionaría

Amazon considera que el ‘proyecto Nilo’ cuenta con una ventaja competitiva porque va a tener acceso a los datos de compra del amplio catálogo de productos de Amazon, junto con datos sobre el comportamiento de los usuarios e información sobre compras y reseñas.

Esto, según explicó una persona implicada en la iniciativa a Business Insider, quien no descartó que esta tecnología también podría asociarse con Alexa con el objetivo de ofrecer una experiencia que amplíe las consultas de texto a la búsqueda por voz.

El objetivo de esta herramienta es lograr que si alguien pregunta: “¿Qué tipo de cafetera debería comprar?”, la barra de búsqueda de Amazon le ofrezca múltiples opciones de cafetera italiana, de cápsulas o de expreso, eliminando la necesidad de visitar cada página de producto de una en una y mostrando las mejores opciones en función de diferentes parámetros, como las opiniones positivas.

El comprador también puede observar otras características, como los tiempos de infusión o el tamaño de las tazas, o pedir más información sobre productos concretos, y adicionalmente ofrece resúmenes de reseñas recomendaciones personalizadas basadas en el historial de pedidos individuales y las listas de deseos del usuario.

Uno de los principales desafíos que enfrenta Amazon es la precisión de los resultados de búsqueda, cuando los servicios de IA de OpenAIMicrosoft y Google en ocasiones muestran resultados erróneos; por lo que la compañía intentará mitigar estos problemas utilizando herramientas de moderación de contenidos y examinadores humanos.

El gigante tecnológico también podría buscar ayuda en proveedores externos y de hecho estaría considerando la posibilidad de utilizar ChatGPT para ofrecer respuestas a las preguntas más problemáticas.

Una carrera contra reloj

Dada la intensificación de la competencia, Amazon tendrá que actuar con rapidez, añadió Sirosh; aunque descarto que por ahora puedan desarrollar una tecnología similar a ChatGPT debido a que los problemas de seguridad y de cumplimiento, que podrían hacer que el proceso sea más complicado.

Sin embargo, esta iniciativa puede tener muchas implicaciones debido a que Amazon es la puerta de entrada por defecto para muchos compradores online, solamente allí el 60% de los consumidores estadounidenses inician sus búsquedas de productos.

La compañía también espera que estos cambios mejoren las cifras de venta, especialmente en dispositivos móviles, y de hecho, es probable que este proyecto se implemente primero en la aplicación para celulares, donde la tasa de conversión de búsquedas soporte es inferior a la de la página, pese a que constituye cerca del 80% de las consultas totales en la plataforma.

Infobae