Internacional

Nicaragua presenta detalles de un futuro canal a la UE

Inició el pasado 22 de diciembre la construcción, en una vía húmeda de 278 kilómetros de longitud en el sur del país, de un canal que una el mar Caribe y el océano Pacífico y que pretende ser tres veces más grande que el de Panamá.

BRUSELAS. El ministro secretario privado para Políticas Públicas de Nicaragua, Paul Oquist, presentó detalles del proyecto de construcción de un canal interoceánico en su país con más capacidad que el de Panamá ante instituciones de la Unión Europea (UE) en Bruselas, donde buscó también apoyos privados.

“Hace falta no sólo voluntad política sino también recursos” para llevar a cabo este proyecto, centrado en que Nicaragua “salga de la pobreza” y logre la “independencia económica”, declaró Oquist en una rueda de prensa en la capital belga.

Oquist se entrevistó con el director general para América del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffler, con quien mantuvo una “buena conversación”, según detalló el embajador nicaragüense en Bruselas, Lautaro Sandino.

La agenda de Oquist en Bélgica también incluye encuentros con miembros del Gobierno belga, como el secretario de Estado de Comercio Exterior, Pieter De Crem, y visitas a ciudades como Gante (oeste) o Amberes (norte), donde se encuentra uno de los puertos más importantes de Europa, así como una conferencia con empresarios.

El objetivo de esta visita es “presentar el conjunto de la idea a nuestros socios” en el marco de la nueva política comunitaria que combina “comercio y cooperación al desarrollo”, recordó Sandino.
Así, recordó que la UE ha designado para Nicaragua apoyos por valor de 204 millones de euros entre 2015 y 2020, y dijo que ahora el país centroamericano espera contar con la “experiencia” de los países europeos sobre la gestión o el impacto medioambiental de este tipo de proyectos.

El ministro nicaragüense afirmó que van a contar con asesoramiento exterior de países como Dinamarca u Holanda y que esperan tener también el respaldo de la UE a través del mencionado programa para 2015-2020 y “asistencia especializada” de los países europeos para desarrollar “altos estándares medioambientales y de responsabilidad social”. (Efe / La Nación)